Tener tiempo para hacer lo que te gusta y te hace bien, es fundamental para que puedas ser feliz.

Si duermes 7 horas al día (horas de sueño recomendadas para un adulto), y trabajas 8 horas al día, todavía te quedan por lo menos 60 horas a la semana para hacer otras cosas, ósea 240 horas cada mes y alrededor de 3.000 horas al año. Por lo tanto, la excusa de no tener tiempo para meditar, o para ir a yoga, o para salir a caminar, o lo que sea, es algo que existe solo en tu cabeza. La decisión de cómo usar ese tiempo depende de ti, deja de quejarte porque tienes tiempo, y empieza a usar tu tiempo de manera ordenada y eficiente para lograr hacer todo lo que tienes que hacer y, además, tener tiempo para lo que quieres hacer. Haz listas, prográmate. Así como en tu calendario del día agendas tus reuniones, tu hora de almuerzo y todo lo que haces, agenda también tu hora de recreación, y no me refiero a salir de la oficina a tomarte una cerveza y seguir llenándote de estímulos, me refiero a tiempo para ti. Agenda 30 minutos por lo menos cada día, si no tienes ese tiempo en la tarde levántate media hora más temprano. Con ese pequeño cambio ya tienes 30 minutos al día, 14 horas al mes, y aproximadamente 170 horas al año para dedicarle a tu cuerpo y a tu mente, para hacer algo que te haga sentir bien y mejore tu calidad de vida.

Newsletter

WhatsApp