Soy libre de pensar lo que quiera.

Soy libre de decir lo que quiera.

Pero más importante, soy suficientemente inteligente para elegir lo que quiero decir, para que esos pensamientos creen un impacto positivo en mí y en la gente que me rodea.

Si no tienes nada bueno que decir, piénsalo dos veces antes de decirlo.

SOLO BUENAS VIBRAS

Newsletter

WhatsApp