Buen viernes!!

La mayoría de los mortales pasamos ocho horas al día en la oficina, un par de horas en la mesa comiendo, en el sillón descansando, en tu casa estudiando… Has pensado alguna vez cuánto tiempo de tu día y de tu semana pasas sentado? Es MUCHO!! Y se nota. Tu cuerpo completo pierde fuerza, flexibilidad y vitalidad, perdemos claridad mental, perdemos energía… Necesitamos  hacer algo para revertirlo.

Les dejo aquí una secuencia de no más de 15 minutos, para revertir el efecto del sedentarismo en tu cuerpo, volver a darle vida a nuestras piernas y musculatura de la espalda, volver a despertar esos músculos que pasan gran parte del día en modo reposo.

Entonces;

Para partir nos sentamos en una postura cómoda, pies cruzados, ojos cerrados y tratamos de concentrar la atención 100% en la respiración. No importa que pasen pensamientos por tu cabeza (no se trata de dejar la mente en blanco), simplemente obsérvalos, y déjalos ir… volviendo cada vez a tu respiración, por al menos 5 minutos.

Pasamos a la postura de la mesa, manos justo debajo de hombros, separadas al ancho de hombros y rodillas en línea con tus caderas, y lentamente empezamos a darle movilidad a la columna a través de arquear y redondear la espalda, la cabeza sigue el movimiento. (5 repeticiones)

Volvemos a una mesa con espalda neutra, y desde ahí, inhalando estiramos la pierna izquierda hacia atrás, a la altura de la cadera. Exhalando traemos esa rodilla izquierda hacia el pecho, y apoyamos en pie entre medio de las manos, al inhalar estiramos la pierna izquierda trasladando el peso del cuerpo hacia atrás, manteniendo siempre la espalda firme y estirada. (5 repeticiones estirar y flectar rodilla)

 

Repetimos desde mesa, ahora con la pierna derecha.

Nos sentamos en el suelo con ambas piernas estiradas hacia adelante, activando los pies, manteniendo las plantas de los pies bien estiradas para darle estabilidad a la musculatura de las piernas. Si necesito flectar las rodillas en esta postura (dandasana) lo hago, lo importante es lograr estirar mi columna y fortalecer la musculatura y fascia completa desde los pies hasta la cabeza. (mantengo 5 respiraciones)

Desde dandasana, busco bajar el tronco avanzado hacia adelante, en lugar de tratar de llegar con la cabeza a las rodillas, concéntrate en la intención de tu tronco a juntarse con tus muslos, la idea es estirar, no encorvar.  (5 respiraciones)

Y para terminar, nos acostamos en el suelo, juntando las plantas de los pies, dejando que las rodillas caigan hacia ambos lados, relajando totalmente la musculatura de la zona de la cadera, donde el cuerpo suele acumular mucha tensión, concentrándonos en liberar cualquier bloqueo energético que pueda existir, y llevando nuevamente la atención hacia la respiración para calmar cuerpo y mente, finalizando la práctica.

Namasté.

 

WhatsApp