Hay personas que nacen con el espíritu emprendedor, que desde los 5 años vendían limonada en la calle o galletitas en el colegio, que siempre están buscando oportunidades para comenzar su propio negocio. Otros, prefieren la estabilidad, emplearse en algo relacionado a la carrera que estudiaron, un sueldo a fin de mes, menos riesgos, más tranquilidad para hoy.

 

No importa qué tipo de persona seas en el momento que tu pasión y tus ganas se apoderan de ti. Cuando encuentras algo que realmente le da sentido a tu día, cuando encuentras algo capaz de solucionar todos tus problemas y responder tus preguntas. En ese momento; tu sueño es más fuerte.  En ese momento te das cuenta, de que si no sueñas en grande, trabajarás para alguien que lo haga.

 

En la industria del Yoga (por ejemplo), todos queremos dedicarnos a lo que amamos, queremos transmitir estos beneficios a la mayor cantidad de gente posible, y ayudar a otros de la forma en la que éstas prácticas nos han ayudado a nosotros. Si no tienes claro por dónde ni cómo empezar, sea cual sea tu idea o rubro de negocio, te dejaremos aquí algunos consejos que te ayudarán a perseguir tu camino:

 

  1. Prioriza tu felicidad. Elige ser feliz y hacer lo que te gusta, porque cuando esa decisión está tomada, solo queda actuar hacia ello, hacer que pase y jamás darse por vencido ante un NO por respuesta.

 

  1. Encuentra la razón de hacer lo que haces, vívelo, y sé real contigo mismo, con tus valores. No te preocupes del éxito, ocúpate en crear significado. La abundancia vendrá naturalmente.

 

  1. Haz cosas para las que seas bueno. Tener conocimientos y capacidades para la mayoría de las tareas requeridas de tu negocio te hará la vida más fácil, y te ahorrarás el costo de contratar otras personas externas a tu equipo.

 

  1. Determinación y perseverancia. Sé consistente en tu esfuerzo e imparable en tu búsqueda. ¿Quieres esto más que nada en el mundo? ¿Tienes tantas ideas, que no puedes dormir? Perfecto, ese es el motor que guiará tu marcha, no lo apagues.

 

  1. Deja de decir “algún día” o “me gustaría”. Define las primeras acciones, cómo sobrepasar las barreras que te detienen, investiga, estudia, postula a fondos, busca inversionistas, encuentra un buen equipo y pon las cosas en mancha HOY.

 

No tengas miedo de perseguir lo que prende tu alma en llamas, y recuerda siempre: Si quieres ir rápido, avanza solo. Si quieres ir lejos, avanza acompañado. Tu equipo de trabajo será siempre lo más valioso de tu empresa, la humildad, el respeto y un objetivo en común, son lo que mantendrán a tu gente remando hacia la misma dirección; CUMPLIR SUS SUEÑOS.

 

Con amor, VIBRA YOGA.

WhatsApp