Esta práctica milenaria tiene infinitos beneficios para tu cuerpo, tu mente y tu espíritu. En VIBRA, tenemos la misión de expandir estos beneficios a la mayor cantidad de personas que podamos, por lo que hoy te dejamos 5 consejos para que puedas comenzar tu Yoga y convertirte de a poco, en la mejor versión de ti mismo con una práctica activa y constante.

1. TOMAR UNA CLASE DE YOGA

Está lleno de profesores, centros de Yoga, clases online, etc. Elige tu clase, y anda. No necesitas nada más que ropa cómoda, de hecho, si lo vas a hacer online puedes hacerlo en pijama, no hay ninguna exigencia extra, más a tus ganas de empezar.

2. PRUEBA COSAS DISTINTAS

Mi recomendación en este punto es IR a un centro, o a varios, y empezar a probar distintos profesores, siempre es bueno tener a alguien que te guste, para que te den más ganas de seguir yendo. Siempre busca profesores con experiencia, que sepan lo que hacen y sepan transmitirlo de la mejor manera, buscando el bienestar de sus alumnos.

No a todos nos gusta el mismo tipo de Yoga, por lo tanto, pruébalos todos. Depende de tu personalidad, de tu estado de ánimo, de lo que necesites ese día, de tu nivel de energía, de la razón por la que llegaste a buscar el Yoga, así que prueba todos los que puedas hasta que encuentres lo que más te gusta.

3. INVIERTE EN UN MAT

Tu mat (esa colchoneta de colores que usan los Yogis), es lo único que necesitas, tu única inversión, y la verdad creo que es algo muy personal que cada uno debería tener, ya que tu mat tiene tu olor y tu energía. No es muy agradable usar un mat de alguien más, que sabes que estuvo a pata pelada transpirando la gota gorda durante una hora, justo antes de que tú lo usaras… Hay mats baratos, no necesitas lo más caro del mercado, busca uno que se acomode a tus necesidades y a tu bolsillo.

4. DESCUBRE QUÉ ES LO QUE NECESITAS

Cultivar la capacidad de escuchar lo que tu cuerpo necesita es la clave para ir mejorando poco a poco. No hagas lo mismo todos los días, y no te preocupes de perfeccionar al 100% una postura en específico, ESCUCHA a tu cuerpo y trata de entender qué es lo que necesitas HOY, cuáles son los lugares de tu cuerpo que sientes que necesitan atención, cómo están tus niveles de energía en ese momento, ¿necesitas una práctica que te despierte y te active? o quizás, ¿una práctica que te aterrice y te ayude a bajar revoluciones?

Tiempo, todo toma tiempo. Crea el espacio para poder escuchar lo que tu cuerpo necesita y respétalo, con calma y paciencia.

5. SE CONSISTENTE

Hazlo Yoga todos los días, convierte tu práctica en un hábito, no importa si son 2 minutos para meditar o una hora para moverte, encuentra el tiempo durante tu día (ojalá a la misma hora todos los días) y crea el hábito de ir introduciendo esto como una NECESIDAD, así como hacemos tiempo para comer, ir al baño, dormir, hagamos tiempo para hacer Yoga cada día y sin duda veremos cómo todo va cambiando y mejorando

 

Newsletter

WhatsApp